Michel de la Paz

Aumentan detenciones de productos en aduanas

 

CIUDAD DE MÉXICO — Los últimos meses del año es la etapa en donde las aduanas mexicanas reportan más detenciones de productos que llegan al país. Esto debido al incremento en volumen de entrada de artículos como juguetes, zapatos, electrónicos, ropa y hasta luces navideñas.

Michel de la Paz, director de Intertraffic, dice que las detenciones crecen conforme la cantidad de productos que llegan a las aduanas mexicanas, “el volumen de entrada aumenta hasta 60% de agosto a noviembre”.

Las marcas menos conocidas son las más propensas a ser detenidas, así como importadores nuevos que desconocen los requerimientos de los productos. “Las detenciones tienen que ver con el cumplimiento de normas y etiquetado”, menciona el directivo de la consultora en comercio internacional y agencia aduanal.

En las últimas semanas la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó 250 mil 414 artículos de importación en las aduanas de Pantaco, Manzanillo y Lázaro Cárdenas por incumplir con distintas Normas Oficiales Mexicanas (NOM), así como con la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC).

Entre los productos detenidos destacan 11 mil 360 series de luces navideñas, tres mil 840 patines infantiles, ocho mil 280 juguetes de radio control y 384 tijeras en Pantaco y 710 compresores en Manzanillo que carecían de la leyenda precautoria y la declaración del material empleado en la fabricación del producto, entre otras irregularidades.

De acuerdo con Michel de la Paz, también socio del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior, en este fin de año los juguetes aumentan  80% su operación y los artículos navideños el 100% de sus ventas por lo cual son artículos más propensos a revisiones.

Por esta razón los juguetes, además del cumplimiento  de normas y etiquetado para su importación, también tienen que responder a un tema de salud en el que se debe de cumplir con un límite máximo de disponibilidad de metales en los pigmentos para evitar intoxicaciones con los niños.

“Todos requieren cumplir con normas, muchos de ellos de seguridad y de etiquetado, esta última se puede subsanar fácilmente con el reetiquetado del producto. Pero cuando se trata de cumplir normas de seguridad es más complicado porque en ocasiones hay que reacondicionar el producto”, dijo de la Paz.

Por ejemplo, si se trata de la detención de luces navideñas, donde el grosor del cable no es lo que establece la norma, ya no es posible rescatar el producto y se tiene que mandar a destrucción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>